Ciberataques: el hombre enloquecido por el hombre mismo

Y…el hombre quiso ser como Dios. En el principio construyó un torre buscando llegar al cielo. Quiso y quiere llegar a las estrellas… y por ah{i cuentan que pisó la luna. Inteligencia o ignorancia. Orgullo y omisión.

Siempre el hombre a tenido en jaque al hombre desde el principio -esto no es nuevo- hoy bajo el contexto de la “tan mentada tecnología”. El tema es que cada día el hombre se encierra más a si mismo, a pesar de proclamar cada día mayor libertad.

Cada día está mas y más controolado -estamos- ya no hay escape, al menos en el mapa terrenal.

Segun se informa; a través del diario oficial Global Times, la Administración del Ciberespacio, el Departamento de Seguridad Pública de Pekín y la Comisión Municipal de Economía y Tecnología de la Información de Pekín emitieron ayer un comunicado en el que aseguraron que esta nueva versión del virus -WannaCry 2.0- se ha saltado las medidas de seguridad implantadas tras el primer ataque.

WannaCry está basado en EternalBlue, aplicación “desarrollada por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense para atacar ordenadores” que utilicen el sistema operativo Microsoft Windows, para lo que aprovecha los agujeros de seguridad, afirmó este periódico.

El director del Instituto de Estrategia en el Ciberespacio chino, Qin An, indicó que las “armas virtuales desarrolladas por EEUU recuerdan al mundo el gran daño que la hegemonía estadounidense en las redes puede causar”.

El comunicado añade que no puede evitarse una mayor propagación de este “ransomware”, que limita o impide a los usuarios el acceso al ordenador o ficheros a menos que paguen un rescate, y las administraciones han pedido a sus departamentos que actualicen sus sistemas operativos y desconecten de la red los equipos infectados.

Así es. Ahora…te has preguntado…¿cuan libre eres?

Check Also

Municipio de Valdense: “las calles por su nombre”

El Municipio de Colonia Valdense informa a la población que esta semana se ha colocado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *